El ritual del cortejo…


El debate del día de hoy ha sido el ritual del “ligoteo de noche” o como una de nuestras compañeras y sus amigas denominan “el ritual del cortejo”. Tras intentar infructuosamente, entender un poco más este término, nos ha remitido un breve extracto de cómo se realiza este cortejo (desconozco la fuente de donde ha sido extraída).

Para entrar un poco en situación, hemos de imaginar la siguiente explicación con una banda sonora de “El hombre y la tierra”…

“Cuando llega la noche, los individuos se desprenden de sus inhibiciones, se desplazan en grupos, cual manada de lobos hambrientos, pululan por las calles en busca de un bar lleno de mujeres u hombres perjudicados a los que atacar, y comienzan el ritual de apareamiento del borracho.

El alcoholico macho, camina todo el bar, sacando pecho y mirando a las chicas chenchualmente, las mira, pero no se dirige todavía a ellas, se para frente a la barra, a pedir su cacharrete ( lógicamente, no pedirá ni Martini, ni marcas suaves, pues seria puesta en duda su virilidad), ya con la copa en la mano, se dirige al resto de su grupo para repartirse al grupo de hembras alcoholicas, que sonrien y se alborotan llamando la atención de los machos alcoholicos del local.

En esta especie se da el colorido en el pelaje, y atraen la atención de los machos haciendo movimientos incitatorios para requerir su atencion, puesto que el macho alcoholico carece de vista lateral y ve solo parcialmente en la oscuridad siendo incapaz de discernir la belleza de las hembras, el macho alcoholico al igual que la hembra distingue solo las formas entre el entramado paisaje de los bares angostos y oscuros. y es, en ultimo termino, el pelaje y el colorido junto con el movimiento tambaleante el que llama su atención para el apareo.

Cuando el macho alcoholico ya ha cubierto sus necesidades etilicas, alza el cuello y escucha los sonidos que la naturaleza del bar le trae a sus oidos, sigue el gorgojeo delirante de las hembras que rien por su estado etilico y la presencia de los machos, entonces el macho alcoholico prosigue junto con el resto su ritual de apareamiento, acercandose a las hembras, al igual que otras especies el macho busca llamar la atencion de la hembra, realiza pues una demostración de virilidad ingiriendo grandes cantidades de alcohol, ante el asombro de las receptivas hembras,que hacen lo propio, llegando al estado de perder el equilibrio.

Es entonces cuando el macho abre del todo sus ojos, e incapaz de discernir, por su escasa vision nocturna, a su retorno de la esquina de turno, elige al azar una hembra, la cual despliega todas sus dotes de atracción y apareo, tocando a todos los machos, para saber cual se encuentra receptivo.

Ambos ejemplares de la especie salen sujentandose del bar, normalmente se dirigen a lugares de apareo comunes, donde la especie procura no su intimidad (los individuos de está especie son espontaneos, y carecen de vergúenza) siendo estos lugares de apareo: playas, descampados, parques…plena naturaleza, tambien siendo comunes baños de bares, bancos en las aceras…llegando incluso a la copulación en plena calle…todo es valido para el ritual de apareamiento de la especie.

Tras el proceso de copula ambos ejemplares de la especie alcoholica, se separan y caen extenuados , hasta el dia siguiente, el cual amanecen tal y como acabaron.

Cuando ambos ejemplares han descansado y se recobran, retorna su vision lateral y total, discerniendo claramente los colores, formas y demás… es entonces cuando el macho alcoholico vuelve a abrir del todo sus ojos( un comportamiento muy habitual en la especie) y ve a su compañera de copula, el macho visualiza por entero a la hembra alcoholica, tratando de asociar su comportamiento durante todo el ritual, y la presencia de una hembra con un pelaje llamativo, pero terriblemente fea a su lado.

Por su parte la hembra, no recuerda nada de lo sucedido durante la copula, y no reconoce al macho, no es capaz de acordarse del ritual,pero recuerda haber disfrutado en algun mometo entre la ingestion de alcohol y cuando minjitó entre unos arbustos.

La hembra realizara el mismo acto durante el largo periodo de celo , repitiendo un ritual desenfrenado que comienza en los bares, pero el macho, receloso de volver a copular con hembras muy receptivas pero terriblemente feas, se negará a la ingestión de alcohol durante largos periodos, llegando en algunos casos a la abstinencia, siendo rechazados de su grupo de especie por interrumpir el ritual de apareamiento del resto de especimenes.”

Sobran las palabras…

Anuncios
Esta entrada fue publicada en Sin categoría. Guarda el enlace permanente.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s